miércoles, 3 de noviembre de 2010


Hoy he vuelto a rememorar esos días que disfrutamos tu y yo en la playa de Atlanterra y me estremezco de solo pensar como fueron entonces esos momentos... cada mirada, cada beso, cada caricia...

Volver a estar en ese lugar tan nuestro junto al mar, recordar la misma espuma que se desprende de cada ola y suavemente se deposita en la playa empujada por el viento es exactamente igual a cuando estuvimos abrazados observando esa imagen, mientras apagábamos el frío del otoño... calientes por dentro, descargando con nuestras lenguas todo el fuego que nos invadía... la excitación que nos conmovía.

Volver aquí ha sido casi como tenerte a mi lado nuevamente, viendo tu cara, tu cuerpo y tu virilidad más enérgica.

Volver a esta playa, descalzarme y caminar sobre su húmeda arena, ha sido volver a recordarte, volver a desearte...como aquella vez.

18 comentarios:

Rebecca dijo...

Momentos mágicos, bellas e intensas sensaciones que quedan en la memoria de la piel ;)
Besos, amiga.

Te susurraré... dijo...

Hay sitios que siempre nos recordarán algo precioso.
Besos

Juan dijo...

Veo que sigues viva, sintiendo, y deseando, como tiene que ser. Un besazo.

Aires dijo...

Me encanta ese lugar frente al Estrecho y no me extraña que te haga revivir esos intensos recuerdos. Besitos.

Anónimo dijo...

Lydia

echo de menos uno de esos relatos eroticos sean reales o fantasias

haber si pronto nos dedicas con uno

besos

Manu

stelios dijo...

Hay pocos lugares donde el amor signifique tanta fusión entre agua y fuego.
Los cuerpos como un volcán latente se agolpa con el sereno e insondable océano, la pasión renace sola.
Un beso

Belén dijo...

Los sentidos tienen recuerdo, y no sólo el olfato!

Besicos

Ricardo Miñana dijo...

Son momentos de recuerdos
que nunca se olvidan.
un placer pasar a leerte.
feliz semana.

EMBRUJADA dijo...

Hola mi querida Lydia,gracias por seguir pasando por mi blog, que sigue sufriendo metamorfosis como mi vida .
Ay...esas playas si hablaran!

Tus palabras como siempre bellas .

Te dejo besos y cariños ; )

Yemaya dijo...

La verdad, que seríamos nosotros sin esos recuerdos que nos estremecen el corazón y que nos hacen vibrar en cualquier momento.
Besos y susurros dulces

latrís dijo...

Ese tipo de recuerdos son verdaderos tesoros. Consigues revivir lo mejor
Un besote Lydia, me encanta cada vez que publicas y das señales de vida!

Collalbo dijo...

hace poco regresé a un lugar donde no estaba desde hace años. No esperaba sentir el dolor que se me clavó en el corazón de repente. Fue horrible. Nunca había sentido una desazón tan fuerte, incontrolada e inesperada.

Caricias dijo...

Recordar: volver a vivir: volver a disfrutar.
Pero no debemos dejar de disfrutar nuestro presente o nuestro magnífico futuro, que nos espera lo mejor!
Un besote y mis caricias Lydia!

Golfo dijo...

Bajo los ojos ensimismados de un bunker que hoy no es más que una forma, una estructura , una forma de mirar abandonada (y libre como una ostra) en el paisaje.

Shang Yue dijo...

los recuerdos y su magia: todo uno!

Rigoberto dijo...

Recuerdos, buenos recuerdos, .. , siempre deben servir para tomar aire y volver a ilusionarse.

Dicen que solo hay que dar un paso atras para tomar impulso.

Lydia, espero que esos bonitos recuerdos te sirvan para volver a ofrecer lo mejor de tí.

Un saludo

torrevientos dijo...

Esos recuerdos suelen ser los más bellos. Yo suelo llorar cuando me invade la nostalgia con algunos.

Manolo Blog dijo...

Contrastes... extremos que se tocan...
El agua... el fuego... el frío... y el deseo...
mientras las olas besan la arena...

Muy pronto volverá la primavera...

Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!