miércoles, 30 de junio de 2010

¿Sabes? Me encanta acercarme cada mañana a tu cafetería, no solamente para degustar ese delicioso café que me preparas con tanto esmero… sino que al hacerlo puedo ver de nuevo tus seductores ojos, tu sonrisa, tu galantería y profesionalidad. Me dedico a contemplar ese arte tuyo en cada movimiento por la barra, tus palabras aduladoras y siempre tan correctas. Me gusta mirarte de reojo cuando sirves a otro cliente y como mueves tu cabeza para echar atrás instintivamente ese mechoncillo que te tapa ligeramente el ojo izquierdo… me fijo cómo limpias tus cuidadas manos concienzudamente tras atender a cada cliente. De qué manera andas con cien ojos para controlar todo el bar con presteza y con mimo. Nunca te falta un detalle con cada uno de los que te visitamos: el periódico de Don Ramón, la sonrisa a la joven de las carpetas de colores, los dos azucarillos de ese ejecutivo que siempre lee las páginas económicas del diario, el vaso de agua de la señora que va cargada de bolsas… y naturalmente las frases que me dedicas, siempre tan acertadas... tan ocurrentes. Me pregunto si para todo serás así… y la perversidad o la fantasía me lleva a imaginarte mimándome de otra manera, tumbada sobre mi cama, sintiendo como te acercas para atenderme con ese esmero, soñando como retiras con cuidado mi falda, para dedicarme entre las piernas algo más que tus frases y ver como esos detalles son tus caricias y tus besos sobre mi piel… sobre mi sexo… ¡Ay!, si hay algo que me hace saltar de la cama es ir a tu cafetería a tomarme otro de tus deliciosos y completitos cafés matutinos.
Categories:

20 comentarios:

Caricias dijo...

Lo cierto es que podemos tener fantasías con coda persona de nuetra vida cotidiana, de nuestro entorno...yo alguna también he tenido, jijiji
Te dejo mis caricias!

mar dijo...

un café placentero...

da gusto empezar el día con ese mimo...

besos Lydia!

Sandra dijo...

Cuerpos desnudos con aroma a café... mmmm

Belén dijo...

Qué pena hija... yo solo tomo café de máquina!!!!!

Besicos

Real Fenix dijo...

Veo que te convertiras en una adicta al café jjiji, es grato observar a chias atendiendo con suma dedicación aunque aveces en sus mentes estan en otro lado...bueno linda fantasia.

josecb dijo...

Hola Lydia, que curioso me ha parecido tu relato, ese lujo de detalles, ese devaneo entre realidad y deseo soñado.

No puedes imaginar el parecido que encuentro con el núcleo central de la mayoría de mi obra a lo largo de la vida.

En tu caso es un camarero que probablemente jamás sabrá que tu le has dedicado tan bellas y sentidas palabras (que romántico ¿verdad?)

A mí me pasa a menudo: la cajera de un súper, una taquillera de cine, una chica que pasa y sonríe, te confieso que vivo eternamente enamorado.

Me encanta la definición de tu perfil, en el fondo somos cazadores de sueños, hay mentes practicas que no pueden entenderlo, quizá no sepan navegar en un medio tan sutil y prefieran el encuentro real.

¡Pero tiene tantos inconvenientes y es tan bonito vivir soñando!

Ya habrás deducido, supongo, que me ha encantado tu pagina prometo visitarte a menudo.

En cuanto a que tú me visites a mí, no es mi prioridad, me basta con lo bien que lo he pasado en tu pagina, pero si entras elige “el nodo…”, de mis blog es el que más se parece a lo de que tú hablas.

Un abrazo. José.

La brisa de la noche dijo...

No hay como tomar el café en una buena barra.

Besos

Clip dijo...

Justo lo que pensaba, te invito a otro café.
Me ha encantado este relato con dos vertientes, 2 personas y 4 personajes.
Delicioso lydia

un besazo, un autentico placer leerte

josecb dijo...

Hola amiga, ¡guapo estaba yo anoche! que no me fijé en que eras de aquí,

Yo me crié en la calle Castilla, pegado al pesquero, luego fuimos a vivir a Soto de la marina (las higueras) y al final llevo ya 20 años desterrado aquí en Torrelavega (que me encanta por cierto, aunque la mar…ya sabes), llegué para cubrir una sustitución y me quedé.

Ya me gustó lo que vi en tu blog y en tu perfil sin saber que nos cubre el mismo cielo o sea que imagínate ahora.

Pasaré a verte a menudo, has pasado a mi lista de “especiales”.

(No mires mucho la foto niña, yo era como George Clonney (mejor aun) pero ya sabes la SNIACE emana productos radioactivos que producen mutaciones en la genética.)

No sabes cuanta ilusión me hace; en esto de internet te leen en sitios rarísimos, pero en los años que llevo en la red no me había cuadrado ningún vecino.

dos y dos dijo...

No hay nada como un café bien servido.
Me ha gustado leerte, un abrazo.
... Y feliz dia de la independencia... ya me entiendes...

Aires dijo...

Me encanta verte de nuevo por mis letras. No me extraña que te re-vitalice ese café matinal. Un besote.

Zorra Bella dijo...

nada mejor para imaginar maravillosos devaneos, que hacerlo frente a una taza de café servida con esmero

ReLeNiTa dijo...

Todo empieza tan sutil, dulce y luego se va transformando, es uan metamorfosis innegable, ese cambio de oruga a mariposa; se escapa esa fiera indomable y derepente te ves envuelta en un mundo de fantasias y erotismo.


Simplemente maravilloso.


Besos calientitos!

La Mary Venusina dijo...

Perdon ... me pasas la dire de la cafeteria!!
jaaa!
Muy bueno!

Rigoberto dijo...

Hola Lydia,
Si duda, hay personas que por su actitud generan clientela, pero también ilusiones.
La ilusión y la actitud se pueden contagiar.
En cualquier caso, lo que cuentas a mí también me pasa. Ver a una mujer guapa, por ejemplo, como tú dices, a una camarera guapa que te atiende bien y con "cariño", siempre, te puede "transportar" a otro lugar y "promover" tus "emociones"
Un saludo

Raúl dijo...

La belleza de la cotidianidad.

Shang Yue dijo...

me fascinan los camareros y reconozco que debo controlar algún que otro deseo cada vez que sus manos se pasean por las tazas o los vasos, o preparan el coctel del día...

Yemaya dijo...

No me gusta para nada el café, pero después de leerte, seguramente me haría adicta a él, sólo por verlo y disfrutarlo.
Besos y susurros dulces.
Gracias por seguir ahí

SuSy BlaCk dijo...

Hola Lydia, me gusta tu blog, cómo me suscribo?

Lydia dijo...

Gracias Susy Black.
Para suscribirte:
http://lawebdelydia.blogspot.com/feeds/posts/default

Un beso.

Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!