miércoles, 14 de noviembre de 2007


Mi sueño se repite a menudo y tú siempre estás en él, tan vivo, tan cerca que parece que puedo olerte, sentirte… Ojalá todo ese sueño fuera realidad y así quiero vivirlo, de la misma forma que
siempre te he idolatrado, sin miedos, sin barreras… de forma espontánea y deseada, con toda la pasión.

Tus labios besan los míos con tanta ternura, con tanto calor… tu lengua juega con la mía victoriosa de encontrar a su pareja al fin y nuestros cuerpos desnudos se enlazan anhelosos de unirse al fin. Todo es felicidad, luz, colores que inundan la habitación, con un placer por nuestros cuerpos del que no queremos escapar. Todo se acaba cuando abro los ojos y tú no estás allí.

1 comentarios:

Marc dijo...

Éste es un texto precioso, muy bonito, parece la letra de una canción de amor.

Los sueños de amor son los más placenteros, aquéllos que hacen que cuando despiertas vuelvas a intentar infructuosamente quedarte dormida para continuar con el sueño.

Pero aunque consigas dormirte, el sueño no continúa.

Un beso.

Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!