jueves, 31 de marzo de 2011

Quiero volver a escuchar tu voz... sentir como me arrullas con tu templado y grave timbre, con ese encandilador sonido, donde todo parece detenerse, momento que me atrapa irremediablemente y donde yo me dejo llevar.

Dicen que una voz puede decir mucho y es que de ti me lo dice todo, absolutamente todo. No me hace falta nada más, porque cada vez que me hablas, tus palabras son como susurros, como canciones cargadas de erotismo. Siento un extraño gusto que recorre mi cuerpo, despertando los más oscuros instintos, mis fantasías más ardientes.

Háblame, háblame, háblame...

No me hace falta conocerte físicamente, ni quiero, prefiero seguir adormecida cuando tus palabras penetran suavemente en mi, sentirme seducida... abrazada… llena de sensaciones que me hacen pensar en ti, como un ser perfecto, idolatrado y único, porque quiero que todo tú seas como tu voz.

Por favor, háblame una vez más y después… pídeme lo que quieras.

Categories:

21 comentarios:

latrís dijo...

Es cierto, hay veces que es importante oír esa voz...
Un besote Lydia!

La brisa de la noche dijo...

La voz..¿Frank Sinatra?
Besos

Anónimo dijo...

Deberías hacerle saber al dueño de esa voz tus sentimientos y tus deseos...Quizás se haya cansado de tener que adivinarlos y por eso no te habla...hab

GudèLu dijo...

Muy acertado... la voz lo dice todo. Y si va acompañado de su mirada... mejor, no?

A tus PIES

moderato_Dos_josef dijo...

Bello y casi romántico, pero real. prestar atención es importante...

besos.

el octavo pasajero dijo...

Hacía tiempo que no te visitaba ... imperdonable lo sé!!! Me encanta volver a leerte. Mordiscos

Sam Mezylv dijo...

Una voz sensual estremece y seduce. Y si a esa voz la acompañan unas lindas manos, lindos ojos, y un cuerpazo!!... Uffff me muero!!


Jajajaja

El Adorador dijo...

A ver, supuesto que la historieta sea cierta... igual le estás pidiendo mucho a tu hablador, sobre todo teniendo en cuenta afirmaciones tan rotundas como No me hace falta conocerte físicamente, ni quiero, prefiero seguir adormecida... Vale... ¿Y él qué? Igual como en otro comentario se sugiere ya se ha agotado algo su paciencia. Pero bueno, puesto que le dices háblame una vez más y después… pídeme lo que quieras. estás abriendo tu puerta, para que él pase, si quiere. Saludos.

Juan dijo...

Para mi es una de las partes mas importantes, creo en la seduccion atraves de las palabras y los susurros al oido. Un besazo.

Manolo Blog dijo...

Susurro al oído...

No sólo es la voz...

Es el roce de los labios...

El calor del aliento...

El olor de lo amado...

Carlos dijo...

Te diré en voz muy muy bajita donde se esconde el deseo....

Belén dijo...

Y que te susurre en el oído secretos inconfesables....

Besicos

Anónimo dijo...

Por fín encontré a mi amada.

Cyrano de Bergerac.

Caricias dijo...

Yo quiero algo más que la voz! Jeje, es más, hay momentos en los que no me importa la voz, con que gima me conformo! Jijiji
Te dejo mis susurradas caricias

Real Fenix dijo...

la voz acaricia el alma.. que rebota y la sentimos en la piel

Yemaya dijo...

Me encantan esas voces que me atrapan y me envuelven haciendome deseas más y más..
Genial post Lydia.
Besos y susurros dulces

Shang Yue dijo...

cuando le dije eso mismo, hace ya mucho, a mi amante no me creyó

ahora lo sabe todo de mí y se aprovecha, pero no me importa

su voz sigue siendo lo único que me hace abandonar este mundo para caer en el suyo propio

coco dijo...

Dan ganas de hablarte con los dedos y hacerte palmas con las orejas, querida.

Shang Yue dijo...

para mí, la voz de mi amante también es muy especial

quizá sea porque se prodiga poco y en esas contadas ocasiones debo aprovecharlo al máximo

(qué bien lo cuentas!)

Lou dijo...

hablanos tú, que llevas mucho tiempo sin publicar.

pero que sea porque te lo pasas pipa..un beso

Sergio dijo...

El amor platónico tiene una potencia que no somos capaces de dimensionar, a veces hasta letal.

Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!