lunes, 10 de agosto de 2009

Este relato forma parte del XV ejercicio de autores que trata sobre "Leyendas urbanas".


AGENCIA HACHE.

San Martín del Pinar, Agosto de 2009.

"Noche tumultuosa y repleta de acontecimientos, la vivida esta madrugada por cuenta de una pareja de novios y diversas fuerzas del orden, ambulancia móvil, médico de guardia, enfermeras del Centro de Salud, miembros de la casa de socorro de la capital, diversas autoridades y cientos de vecinos de San Martín"

Según nota de prensa, recibida en nuestra redacción esta misma mañana, la policía local del municipio ha puesto a disposición judicial a la pareja formada por los jóvenes Milagros M.H. y Emilio F.F., de 18 y 20 años respectivamente, por acumulación de agravantes y diversas causas imputables de delito, entre ellas: exhibicionismo, escándalo público y nocturnidad.

Algunos testigos relatan lo sucedido como algo espeluznante y nunca antes vivido en el pueblo, en el valle, ni en toda la comarca; y que ahora, tras este escandaloso hecho, trascenderá más allá de la provincia y seguramente de nuestras fronteras.

Durante toda la noche, la centralita de la policía local ha recibido innumerables llamadas concernientes al suceso, acaecido en el pinar de la Fuentona, en donde, al parecer, a eso de la medianoche, una joven pareja de novios se encontraba en su coche manteniendo relaciones sexuales. La noticia no hubiera trascendido de ahí si no fuera porque dicha pareja, que practicaba el sexo por primera vez, se encontró con un problema al que no supieron hacer frente por sus propios medios, propiciado por una serie de circunstancias adversas e inesperadas, que fueron desencadenándose consecutivamente.

Según parece, y siempre bajo la versión de diversos testigos de los hechos, Milagros M., la chica, muy nerviosa ante el acontecimiento de perder su virginidad, no se encontraba lo suficientemente dilatada para tal menester, cuando Emilio F., su novio, se afanaba en penetrarla infructuosamente. Por un capricho del destino, o quizás debido al peso de los dos cuerpos en pleno intento de copulación, el coche, sin freno de mano puesto, y en ligera pendiente, se desplazó unos metros durante el forcejeo, hasta detenerse violentamente contra el pino más cercano, justo en el momento en el que el miembro viril de Emilio se adentraba venturoso en el sexo estrecho de la joven, que no pudo detener tan temible embestida. Los alaridos de ella se hicieron notar en todo el pinar, corroborado por varias llamadas recibidas en el cuartelillo y alguna incluso a esta propia redacción.

Momentos después, cuando ambos hubieron cobrado la serenidad, y los dolores de ella fueron apaciguándose, al pretender el muchacho retirarse cuanto antes del sexo desvirgado de su novia, comprobó horrorizado que alguna fuerza desconocida se lo impedía. Creyendo que se trataba de una postura forzada, o algo semejante, quiso restarle importancia, pero a fuerza de insistir se dio cuenta que sus cuerpos habían quedado enganchados sin remedio.

Su situación tan extraordinaria y rocambolesca, lejos de solucionarse con el tiempo, se agravaba cada vez más; en primera instancia, por la postura de sus dos cuerpos unidos por sendos sexos, y además, por la duración de la dilatación de Emilio que se hacía cada vez más dolorosa, pues su miembro había quedado atrapado en un cepo humano, en este caso el de su adorada novia y unidos quedaron irremediablemente como dos perros.

La primera llamada la recibió la farmacia de guardia del pueblo, a través del teléfono móvil de la chica, que llorando y presa del pánico, solicitaba ayuda ante tales circunstancias. La farmacéutica se puso en contacto con la policía local, que se personó en el pinar cercano a las dos de la madrugada, intentando certificar tan singular accidente.

Los dos agentes no daban crédito a lo que veían, y contagiados de una risa nerviosa mutua, se vieron incapaces de solucionar el entuerto por sí solos. Decidieron, pues, que ante tamaña contrariedad, lo más sensato era contactar con un profesional, por lo que procedieron a solicitar ayuda a facultativos de la Casa de Socorro de la capital, que acudieron al lugar media hora después, provistos de material sanitario, comandados por un médico y dos enfermeras, así como la ayuda de los servicios médicos del pueblo y una ambulancia del centro de salud.

Los intentos de la pareja, desnudos, nerviosos y avergonzados ante la eventualidad, más la presencia de todo aquel improvisado público, así como el esfuerzo del médico por adentrarse en el pequeño vehículo accidentado con la intención de separarles, provocó que los dolores de la chica aumentaran y la situación se agravase Fue el doctor quién decidió que lo mejor era excarcelar a los chicos del coche, con la ayuda de los bomberos municipales y una grúa, trasladada ex profeso al lugar, así como solicitar la presencia de una UVI móvil adaptada, con capacidad para transportarlos juntos hasta el hospital de la ciudad en una camilla más ancha que la de una ambulancia convencional.

Tanto tumulto, tantos gritos, tantos profesionales personados en el lugar, condujeron a un aviso de boca en boca por todo el pueblo, que corrió como la pólvora, ocasionando que ningún vecino permaneciese en su casa para personarse rápidamente en la Fuentona y comprobar de primera mano tan impúdico incidente.

Distintas fuerzas del orden, venidas de la Comandancia provincial, tuvieron que intervenir, poniendo orden entre algunos vecinos que querían verlo desde más cerca, mientras otros, principalmente vecinas, buscaban la manera de linchar a la pareja por escándalo público y por provocar la mayor vergüenza conocida en un pueblo decente como es éste, tal y como así lo expresó el alcalde y varios miembros del consistorio, acompañados en todo momento por el prelado del obispado, decretando con urgencia un bando municipal en el que se prohibirá tajantemente, a partir del día de la fecha, el uso del pinar de la Fuentona, desde las diez de la noche, como aparcamiento improvisado de parejas, intentando que tales hechos acontecidos en la noche de hoy, no se repitan jamás y se intente por todos los medios que no trasciendan públicamente más allá del municipio.

Lamentablemente, esta redacción se ha visto obligada a transcribir la presente nota, en edición especial de su periódico local, y al mismo tiempo ha tenido que atender a las diversas demandas de otros rotativos, emisoras de radio y televisiones de índole provincial, así como la posibilidad de vender la exclusiva a una famosa revista de tirada nacional.

En San Martín del Pinar… una noche del mes de agosto de 2009.

Lydia
Categories:

28 comentarios:

el octavo pasajero dijo...

jajajaja .... bravo lydia. Mordisco... que ya me acostumbré.

Un paseante dijo...

¿Ves? Y luego dicen que el cine de Berlanga está pasado de moda. No señor, seguimos en España, como Dios manda.

Sergio Blanco dijo...

El ejercicio TR está dando toda clase de extraños híbridos que deambulan entre un género y otro. Muy cachonda esta historia...

Zorra Cachorra dijo...

jajaja, divertido relato! besos

Belén dijo...

juas!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Muy bueno guapa, pero mucho!!!!

Besicos

Nikita dijo...

Joder, estupendo relato.
ja ja ja

belita dijo...

Jajaja. Eso si es una primera vez sonada, jajaja. Pero digo yo ¿Al chico es que en ningún momento le menguo el aparato?

Besos Lydia, absolutamente genial.

Who dijo...

Simpática tragicomedia, me gustó el toque ácido que le has dado.
Esperemos el siguiente sainete.
Besos, Who.

© Capri dijo...



Es que la primera vez, es especial, dicen que nunca se olvida y esta seguro que no la olvidarán ni los protas ni el resto del personal jajaja

muy buena

La brisa de la noche dijo...

Siempre en tu punto....besos.

__MARÍA__ dijo...

Me gustan tus relatos.
Este en el más puro "celtiberia show"

Besos

Nabucodonosor II dijo...

La historia está graciosa; curiosa. Se ve que imaginación tienes un rato... Ahora, de erótico no tiene nada de nada!!

Aun así, pasé un rato divertido.

Besos!!

Clip dijo...

Como me gusta leerte, me encanta el estilo tipo crónica, y el 'crescendo' de los acontecimientos.
Muy bueno, buen trabajo

Besos, desde el pinar, a ver si ahora que está publicado en este blog de máxima audiencia alguien viene a rescatarme !!

La niña mala dijo...

Pero bueno!! Pero, pero...pero si eres más mala que yo jodíaaa!!!

Pobrecitos, sobre todo la chica que mal rato se ha pasado. Menuda primera vez!! Y las puñeteras vecinas ahí en primera fila eh, no hay derecho!!

Un besazo guapa ;D

jordim dijo...

muy divertido. Y sugerente.

El Company de Venus dijo...

Genial, as usual.

mar dijo...

muy divertido... y un poco embarazoso...
jejeje...
besos

Rebecca dijo...

Wooowww, pobres!!! quedar expuestos así!
Da risa, pero también imagino la vergüenza que habrán sentido...

(habrá tomado viagra el muchacho?)
jajaja... (no puedo evitar reír)

Besos, preciosa!

La sonrisa de Hiperión dijo...

jajajaja brutalmente bueno... Me encató

Saludos y un beso!

Rigoberto dijo...

Hola Lydia,
Me había equivocado y te había puesto el comentario en el anterior post. Lo repito:

Muy buen relato, creíble. A mí ne pilló la guardia civil en el coche con los calzones a medio subir
Un saludo

Fernando dijo...

Pobre milagros...

Gracias por hacerme reir en esta gris y lluviosa mañana.

Arturo Espada dijo...

Er... ¿Y cuál es la moraleja romántica de esta historia...?

Noche Hermosa dijo...

jajajaj...que ocurrencia Lydia!!...vaya, la imaginación que te gastas :D, Genial!.

Saludos amiga

Shang Yue dijo...

en alguno de mis numeritos exhibicionistas he llegado a pensar qué pasaría si todo se fuera al traste...

sólo espero no acabar en la página de sucesos.

Nabucodonosor II dijo...

Creo q hablo en nombre de todos cuando digo: "te echamos de menos!"

jeje. Vuelve pronto lydia, tengo muchas ganas de un buen relato!!

Alba dijo...

Desde luego ella no olvidará jamás su primera vez, jajajaj.

Muy bueno.

Un beso postvacacional.

Max dijo...

Excelente relato!
Magnífica recreación de una curiosa "primera vez" :-D

Besos

un pirata dijo...

te cojo prestada la foto para mi blog, me ha gustado mucho. el texto y la foto. la anterior, ultima entrada, me a erizado la piel. un saludo!

Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!